Reflexiones 3 años después

Loli Pardo, Interiorista Comercial

El jueves pasado estuve en una reunión de empresarios haciendo networking para conocer a empresas y profesionales con los que poder colaborar, buscando sinergias que nos ayuden a crecer.

Siguiendo la estructura de este tipo de eventos, primero nos presentamos uno a uno con un elevator pitch de 60 segundos en el que tienes la oportunidad de explicar cuál es tu negocio. No era la primera vez que hacía este tipo de presentaciones, de echo, soy capaz de contar a qué me dedico en menos de 30 segundos y que se entienda perfectamente.

Cuál fue mi sorpresa cuando, después de la ronda de presentaciones, la primera persona que se acerca a mí para interesarse por lo que hago, me pregunta: “entonces, lo que tu haces es escaparatismo, ¿no?”

Yo desesperada por no conseguir que mis clientes potenciales entiendan lo que hago.

Mi cara (más o menos) después de oír esa pregunta.

Mi conclusión: no lo hago lo suficientemente bien. Es evidente que esa persona escuchó mi pitch los primeros 3 segundos, luego desconectó y se puso a pensar en otra cosa. Si eso sucede es porque a mi presentación le falta algo…

¿Qué hacemos en Marcando la Diferencia?

Hoy he preguntado a una conocida qué cree que es lo que hacemos en Marcando la Diferencia. Su respuesta: “Ayudar a empresas a tener una buena imagen en sus centros físicos”. Me alegra que se esfuerce en explicarlo con alguna de las palabras que me habrá oído decir en alguna ocasión, pero me deja claro que tengo que buscar otra forma de explicar mi trabajo a las personas de mi entorno.

Hace ya 3 años que comencé a escribir en el blog de Marcando la Diferencia y empecé la andadura con un post con el que trataba de explicar lo que hace un Interiorista Comercial y lo que le diferencia de un decorador y un visual merchandiser (si quieres leerlo, puedes hacerlo pinchando en la imagen).

Imagen metafórica de lo que puede sentir un Interiorista Comercial: 2 personas con cascos con bombillas en sus manos y con cascos con bombillas y con medidores de aguja, que sostienen una bombilla en sus manos.

Así es como se siente un Interiorista Comercial.

Hoy leo ese post y se me queda corto. Es normal porque en estos 3 años han pasado muchas cosas, he aprendido muchísimo y he evolucionado. Cuando escribí el post ni siquiera pensaba en montar mi propio estudio de Interiorismo Comercial, sólo quería mantenerme activa y conectada durante la última etapa de mi embarazo y los primeros meses de maternidad.

«Lo escribí porque era consciente de la necesidad de divulgación de mi profesión. Quería y quiero, que cada vez más personas sean conscientes de que existe una profesión especializada en ayudar a los negocios a conseguir más beneficios con su espacio físico.»

No voy a volver a escribir ese post, tenerlo ahí me ayuda a ver lo que he avanzado y lo que he aprendido en este tiempo, pero voy a completarlo. Voy a decirte qué es a día de hoy, lo que hacemos en Marcando la Diferencia:

«Ayudamos a las empresas, negocios y comercios a aumentar sus ventas. Y lo hacemos creando estrategias a medida para cada caso.»

¿Cómo hacemos los proyectos de Interiorismo Comercial?

El proceso es siempre el mismo, por grande o pequeño que sea el local, sea el tipo de negocio que sea, si vende productos o servicios, siempre trabajamos con la misma base:

1.- Nos empapamos de los valores del negocio a diseñar y así poder plasmarlos en el espacio. Hablamos largo y tendido con nuestros clientes, dejando que nos cuenten su historia, su evolución y sus sueños. Hablamos de su cliente objetivo, de cómo es el trato con él. Hablamos de su producto o servicio para conocerlo en profundidad.

2.- Hacemos un mapa de empatía y muchos mapas mentales y trabajamos la creatividad para saber cómo dirigirnos a ese cliente potencial.

Mapa mental de un cliente real: Talleres Jumer.

Mapa mental para taller mecánico.

3.- Investigamos a la competencia para conocerla bien y saber qué estrategia tienen y nos centramos en encontrar un factor diferenciador que posicione el negocio de nuestro cliente en un lugar privilegiado.

4.- Estudiamos el espacio a diseñar y su distribución, aprovechándola al máximo. Esto no significa saturar los espacios y llenarlos de producto o de mobiliario. Sacarle rendimiento a un espacio también supone dejar rincones vacíos para que el local “respire” y no se vea atiborrado.

5.- Buscamos la mejor disposición del producto en el espacio. Incluso en negocios dedicados a los servicios, porque un servicio es igualmente un producto vendible y también puede ser expuesto para captar la atención del público.

6.- Aplicamos neuromarketing, para darle a los cerebros las razones que necesitan para que los corazones compren lo que quieren. Vale, lo sé, esto es un poco confuso. Otro día te hablo en profundidad de este tema pero, de momento, quédate con que las personas tenemos 3 cerebros: el “nuevo cerebro” que es el que piensa y procesa información racional, el “cerebro medio” que procesa emociones y sentimientos y el “cerebro primitivo” que controla el proceso de toma de decisiones.

Mapa mental aplicado a Interiorismo Comercial.

7.- Implantamos la marca con mucho mimo, para potenciarla y que se quede grabada en la mente del consumidor. La marca es el alma de un negocio, no es sólo un logo o un nombre. Es su tono, sus colores, su olor, su lenguaje.

8.- Volcamos nuestros conocimientos sobre iluminación, psicología del color, materiales y decoración, para llegar al equilibrio estético. Esta es la parte más visual, pero es sólo una pequeña parte dentro de todo el proceso.

9.- Dedicamos el espacio correspondiente para el marketing en el punto de venta, dejando que el local venda por sí solo. Apoyándonos en nuestros conocimiento sobre publicidad y marketing, creamos espacios dedicados a la llamada a la acción.

Es un proceso que necesita de todas esas fases. Habrá quien lo haga de otra manera, no digo que esta sea la única forma, pero es nuestra forma, es como trabajamos en Marcando la Diferencia y es como hacemos que nuestros proyectos funcionen.

Intentar explicar todo esto en pocas palabras en una web o en las redes sociales es complicado, pero en su día nos curramos, junto a Hero Studio, un vídeo corporativo donde lo sintetizamos en menos de 1 minuto. Si no lo has visto, te invito a hacerlo y, por supuesto, a compartirlo 😉

Somos un estudio especializado en Interiorismo Comercial. En nuestra página Blog encontrarás nuestros últimos posts, las categorías, los últimos comentarios y, también, podrás hacerte suscriptor si lo deseas.

Si es tu primera visita a nuestra web y quieres conocer mejor quiénes somos y cómo es nuestro trabajo, te recomendamos que comiences en la página Inicio.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *