maquina de escribir

Decálogo del Diseñador de Interiores Comerciales

 

Todos tenemos ciertas creencias, cierta forma de ser que nos caracteriza y nos hace únicos. Ciertos valores que nos llevan a hacer las cosas de una determinada forma. Ni mejor, ni peor, simplemente diferente.

Esa forma de hacer las cosas son las que van a llevarte a lugares y situaciones que pueden ser las que deseas o no, depende de lo luchador que seas y lo claro que tengas a dónde quieres ir.

Hoy quiero compartir contigo mi decálogo profesional, que también lo es personal porque, al fin y al cabo, cuando decidí ser diseñadora, asumí que iba a serlo día y noche. Estos 10 mandamientos son los que me llevan por el camino que yo he escogido. ¿Es también el tuyo?

Primer mandamiento

Empezar a trabajar en el puesto de trabajo que deseas y haciendo justo lo que deseas es muy difícil, pero eso no significa que no vayas a lograrlo nunca. Si tienes una meta en mente, nunca la olvides, lucha por tus objetivos. No aceptes encargos ni empleos que no vayan a acercarte al trabajo que deseas.

Segundo mandamiento

Nadie nace sabiendo, ni con un súper estudio de diseño ya montado. Si crees en ti y luchas por lo que deseas, puedes conseguir lo que te propongas. Además, hoy por hoy, con la tecnología que existe, no hace falta vivir en una gran ciudad para poder hacer grandes diseños. Desde cualquier sitio puedes hacer cualquier cosa.

Tercer mandamiento

Sé fiel a ti mismo. Si te preocupa el medio ambiente, por ejemplo, no diseñes con piedra natural, busca alternativas que sean respetuosas, pero no hagas lo contrario a lo que crees sólo por satisfacer al cliente. Tus creencias son lo que te hacen único y harán único tu trabajo y tus diseños.

Cuarto mandamiento

Si te equivocas en un diseño o su ejecución, reconócelo. De los errores se aprende si eres sincero contigo mismo. Si podrías haberlo hecho mejor, admítelo. Analiza tus proyectos un tiempo después de haberlos terminado para poder verlos con perspectiva y busca los errores o los aspectos que podrías mejorar para los próximos trabajos.

Quinto mandamiento

Esto te conducirá a mejorar siempre. Ser exigente contigo mismo y con los demás te llevará a tener mejores resultados. (Nota: exigente no significa ser intolerante, ni estricto.)

Sexto mandamiento

Diseñarás para hacerle ganar dinero con su negocio. “El cliente siempre tiene la razón” no es una frase que sirva para nuestro oficio. Si nos han buscado es porque ellos no saben diseñar su negocio para mejorarlo. Pueden hacerte llegar sus ideas, pero deberás dejarles claro que eres tú quien sabe diseñar para conseguir sus objetivos, que tienen que confiar en tu criterio.

Septimo mandamiento

Tómate descansos, prémiate de vez en cuando, diseña con música, siéntate en el suelo…. Un trabajo creativo necesita que estés a gusto, contento y motivado. Si no trabajas en estas condiciones, no aprovecharás el 100% de tu creatividad. Y recuerda: fracasar es no ser feliz con las cosas que uno hace.

Octavo mandamiento

“El aprendizaje es el alimento de nuestro crecimiento” (Arno Ilgner).

El aprendizaje es la meta y el medio. Si quieres ser un buen diseñador, debes estar al día y no sólo en tendencias y modas. Debes cultivarte, mejorar y ampliar tus conocimientos.

Noveno mandamiento

Tú eres tu portfolio. Trabaja para ti, para que cuando enseñes tus trabajos, no quieras esconder ninguno. Esto te hará ser más exigente contigo mismo y, como dicta el punto 5, te encaminará a obtener mejores resultados.

Décimo mandamiento

Visitarás sitios, analizarás objetos, admirarás el arte. En los restaurantes te fijarás en el mobiliario y la distribución. En los museos observarás la iluminación. En las ciudades mirarás escaparates… Allá donde vayas, serás el raro entre tus amigos: el que se sabe los nombres y marcas de los objetos, el que cuenta curiosidades sobre los colores, el que compra cosas sólo por el packaging… (y sabe lo que es un packaging)

decalogo del buen interiorista comercial

Si te gusta lo que has leído, puedes compartirlo en las redes sociales, y si quieres descargarlo con más calidad para imprimirlo y que siempre lo tengas presente, aquí te dejo el enlace.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInGoogle+
6 Comments
  • Carlos Rubio

    30/11/2016 at 20:19 Responder

    Excelente. Con tu permiso lo imprimo y lo pongo en el corcho de las aulas.

    • Loli Pardo

      01/12/2016 at 10:30 Responder

      Muchas gracias, Carlos.
      Me alegra muchísimo que te haya gustado. Me haría mucha ilusión si le hicieras una foto para que pudiera ver cómo queda en vuestras aulas 😉
      ¡Un saludo!

  • Concha

    06/10/2016 at 23:52 Responder

    No diseñaras para contentar al cliente!!! Q utopía!

    • Loli Pardo

      10/10/2016 at 19:22 Responder

      “Diseñarás para hacerle ganar dinero con su negocio”.
      Es nuestra responsabilidad y nuestra obligación hacer entender al cliente que, si de verdad quiere ganar dinero con su negocio, debe confiar en el diseñador de interiores comerciales, que es el especialista en proyectar negocios que vendan más. Que esto es difícil, no lo dudo, pero no es imposible.
      ¡Gracias por tu comentario, Concha!

  • Javier

    05/10/2016 at 19:29 Responder

    Me ha faltado el de “no trabajo gratis”

    • Loli Pardo

      06/10/2016 at 19:57 Responder

      Ja, ja, ja. ¡Ese “mandamiento” abriría un debate!
      Dentro de poco escribiré un post que habla de eso. De todas formas, en el punto 9 digo “trabaja para ti”. Lo de hacerlo gratis o no, depende de la situación de cada uno, ¿no crees? 😉

Deja un comentario