Seleccionar página

Interiorismo en carnicerías, pescaderías y fruterías

Loli Pardo Interiorista Comercial y autora del blog de www.marcandoladiferencia.com.

Loli Pardo, Interiorista Comercial

Supongo que a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que cuando le hablas a la gente de Interiorismo Comercial, o no saben de lo que hablas o directamente piensan en decoración y escaparates de tiendas de ropa, zapatos o similar y poca gente deja de sorprenderse si les comentas que se puede hacer interiorismo en puestos de mercados.

Detalles de la carnicería de diseño Babylonstoren.

Hoy os voy a enseñar algunos proyectos de puestos de comercios dedicados a la venta de productos de alimentación como carnicerías, pescaderías o fruterías que seguramente estén aumentando considerablemente sus ventas gracias al Interiorismo Comercial.

Carnicerías

No es difícil averiguar qué tipos de materiales y qué colores necesitan estos negocios para funcionar bien tanto si hablamos de higiene como si nos referimos a la estética. Lo realmente difícil es hacer algo distinto utilizando los mismos colores y materiales que se han utilizado en el resto de carnicerías desde hace años.

Interior de la carnicería de diseño Horns & Hoofs.

“Lo realmente difícil es hacer algo distinto utilizando los mismos colores y materiales que se han utilizado en el resto de carnicerías desde hace años.”

Por lo general encontraremos colores rojos o rosados sobre blancos, ya sean pinturas o azulejos, depende de la zona (el azulejo es unos de los materiales más higiénicos, por eso su uso en este tipo de establecimientos). Estos materiales y colores, combinados con otros materiales que evocan a la naturaleza, como las maderas crudas y toques de color negro en pizarras, cuadros o estantes, se traduce en “producto de calidad”.

Esto es lo que puedes ver en la carnicería Horns & Hoofs (en la imagen superior), donde además de darle al local un toque de naturalidad y frescura, le han añadido “caché” y elegancia con la pintura negra en techos.

En la carnicería del mercado Whole Foods Market Lafayette, puedes ver materiales similares y colores similares pero un resultado totalmente distinto. En este caso se apoyan de materiales más rústicos que evocan a la naturaleza del producto a la venta y le dan espectacularidad con la cartelería y el diseño gráfico.

Zona de mostradores de la carnicería de Whole Foods Market Lafayette.

Carnicería de Whole Foods Market Lafayette.

La iluminación general (plana y blanca) y la luz con una tonalidad rosada en la zona de expositores de carne, ayudan a potenciar la frescura de la misma y a aumentar las ventas. En las zonas cercanas a las paredes, cambia el tipo de iluminación, creando una atmósfera más teatral con iluminación de acento.

Fruterías

Imagen de una frutería con estilo.

De nuevo el diseño gráfico tiene protagonismo en la frutería del PK Market en Corea, donde se puede ver un letrero enorme anunciando un mensaje claro “eat fresh forever”, pintado en blanco sobre un fondo verde, el color de referencia de las verduras.

La iluminación general es baja para poder crear claroscuros que ayudan a dar más protagonismo al producto.

La fruta y verdura expuesta en cajas madera y cestas de mimbre evocan lo natural y artesano. Y las luminarias suspendidas, color terracota apoyan el mismo criterio: crear un ambiente que se traduce en productos frescos, saludables y de calidad.

En la frutería de la foto inferior buscan otra manera de provocar la sensación de frescura. Han simulado unas ventanas abiertas donde asoman cuadros de paisajes agrícolas, haciendo parecer que estamos en el interior de una casa en la huerta.

Interior de una frutería de diseño. Imagen en la que no aparece la zona de los mostradores.

El local tiene un aspecto sencillo, sin ostentaciones: cajas de plástico, iluminación puntual mediante un carril electrificado, madera en tonos nórdicos y un producto muy ordenado.

Charcuterías

Las charcuterías pueden tratarse de una forma parecida a las carnicerías, al fin y al cabo, el producto a vender tiene muchas cosas en común y el público al que va dirigido es casi el mismo, pero hay que tener en cuenta algunos matices.

En una charcutería, el animal está menos presente, el producto está más procesado y muchas veces ya está empaquetado, por lo que el cliente puede tener acceso directo a este producto. Además, en estos negocios se venden otros productos, como latas, quesos vinos, etc. que no necesitan la misma presentación ni tratamiento que las carnes.

Interior de una charcutería de diseño.

La charcutería en Mercado Central de Adelaida (Australia) es un buen ejemplo de este tipo de negocios. En la distribución han dejado espacio para estantes y vitrinas de las que el cliente puede abastecerse libremente. El color protagonista es el negro (el color del gourmet), dándole al espacio un aire muy elegante y dejando que éste tenga tanto protagonismo como el producto. Así se consigue que el cliente se sienta más cómodo y pase más tiempo en el interior de la tienda, logrando así más ventas.

Además, una pequeña barra donde poder degustar el producto anima a los transeúntes a parar, catar y comprar.

“Así se consigue que el cliente se sienta más cómodo y pase más tiempo en el interior de la tienda, logrando así más ventas.”

Pescaderías

Vista general de la decoración de una pescadería de diseño.

Un negocio que necesita un tratamiento muy distinto es el de las pescaderías. El producto que se vende es más fresco todavía y tiene que dar la sensación de ser recién pescado y recién colocado en la tienda. La naturaleza de la que viene el pescado ya no tiene que ver con la tierra y los colores que identifican al producto son los de la gama de los azules, los que recuerdan al mar y al frío.

La pescadería Nemau (en la imagen superior) del diseñador Jean de Lessard es un claro ejemplo de diseño de pescadería rompedora utilizando este tipo de recursos.

Sin embargo, podemos encontrar otros diseños de pescaderías que no caen en los clásicos tonos azules y se inspiran en los brillos de las escamas de los pescados, como puedes ver en la imagen inferior.

La pescadería Seafood Shop en Amsterdam juega sobre todo con el color blanco y maderas, dándole todo el protagonismo al producto.

Interior de una pescadería de diseño en la que se puede apreciar la colocación de producto en los mostradores.

Pescadería Seafood Shop de Amsterdam.

Cada uno de estos proyectos es único y distinto, pero todos están inspirados en los orígenes de los productos que venden. Todo está relacionado y ejecutado para transmitir, de manera sutil, la esencia que necesita cada uno de estos negocios. Así es el buen interiorismo.

 

¿Conoces algún diseño de pescaderías, fruterías, carnicerías o charcutería que merezcan estar en esta lista? ¡Deja tu comentario!

Somos un estudio especializado en Interiorismo Comercial. En nuestra página Blog encontrarás nuestros últimos posts, las categorías, los últimos comentarios y, también, podrás hacerte suscriptor si lo deseas.

Si es tu primera visita a nuestra web y quieres conocer mejor quiénes somos y cómo es nuestro trabajo, te recomendamos que comiences en la página Inicio.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *