Los mejores muebles para mi bar o restaurante

Loli Pardo, interiorista comercial de Marcando la Diferencia.

Loli Pardo, Interiorista Comercial

Creo que para nadie va a ser un dato revelador si digo ahora que España es el país con más bares del mundo. Y es que a los españoles nos gusta mucho socializar con una cervecita y su correspondiente tapa.

Algo que puede ser más llamativo es que 7 de cada 10 negocios de restauración que abren en nuestro país, cierran en los 2 primeros años de vida. Uno de los motivos principales de que esto ocurra es el hecho de que, generalmente, se tiene la percepción de que un bar es el negocio más fácil de gestionar porque «lo único que hay que hacer es cocinar y servir a la mesa» y eso lleva a mucha gente a equivocarse.

Restaurante de Chef con estética típicamente española.

Restaurante Jaleo del chef José Andrés.

Hoy no voy a contarte cómo es la gestión de un negocio relacionado con la hostelería, pero te voy a dar algunos tips para que puedas elegir el mobiliario adecuado si estás pensando en comenzar con tu negocio o has decidido hacer un cambio en tu bar o restaurante.

Habrá a quien le sorprenda, pero no voy a empezar hablando de la estética, de que una silla tiene que ser bonita, elegante o llamativa.

Y no, tampoco voy a decir que lo principal es que la silla sea cómoda… sería un error recomendarte una silla cómoda si no sé qué tipo de comida sirves en tu negocio. Ya sabes, en ocasiones lo que queremos es que el comensal coma rápido y se vaya, dejando vía libre para otro servicio.

¿Qué es lo más importante entonces? Pues depende, como siempre. Todo depende del enfoque, de tu visión de tu negocio y de tu plan estratégico.

Lo que voy a hacer hoy es enumerarte las opciones y explicarte el por qué o el cuándo elegiría yo cada tipo de mueble. Así que, ¡al lío!

Lo primero, las sillas. ¿Qué sillas elijo para mi bar o restaurante?

En una ocasión un conocido me dijo «lo único que tengo claro de lo que quiero para mi restaurante son estas sillas» y me enseña una foto del modelo de la silla DSW de Charles Eames.

Jefa de negocio frustrada con los problemas que no resuelve sobre su negocio.

«¿Tu sabes que estas sillas no son apilables y que eso dificulta mucho tareas de limpieza, cambio de distribución de la sala, el almacenaje de las que no te hagan falta en muchas ocasiones… ?» Este chico sabía cocinar, pero ya está, no se planteó muchas cosas importantes y… menos mal que no llegó a abrir su negocio, porque se hubiera estrellado con consecuencias nada agradables.

Entonces las sillas siempre apilables, ¿no? ¡Nooooo! Recuerda, todo depende. Si el local que vas a abrir es un restaurante de lujo, en el que vas a tener lista de espera, vas a tener un número de comensales definido y sólo vas a dar un servicio a medio día y otro por la noche, quizás prefieras tener unos sillones muy confortables, y visualmente ostentosos.

Sobre el material de las sillas, hoy en día puedes encontrarlas de tecnopolímero, polipropileno (para que nos entendamos, estos dos materiales son plásticos), madera, estructura de madera o metálica y asiento/respaldo tapizados, acero, aluminio, rattan, médula sintética (rattán artificial)… probablemente me deje algún material, pero básicamente estos son los más utilizados.

Dos sillas de acero y madera.

Silla de tecnopolímero / silla de acero y madera.

¿Cuál es la diferencia? En primer lugar el aspecto pero, funcionalmente hablando, el peso, la durabilidad y la limpieza son los factores más diferenciadores.

Si estás pensando en montar una terraza y vas a tener que montar y desmontar todos los días, piensa en el peso y elige unas sillas de polipropileno o tecnopolímero.

Si tienes un restaurante adecuado para familias y sabes que va a ser frecuente que haya niños, no escojas unas sillas tapizadas… Al fin y al cabo, es sentido común.

Mesas para negocios horeca

Vamos a pasar a hablar de mesas y se me ocurre la típica primera reflexión «si pongo mesas redondas caben más»… sí, caben más mesas pero eso no significa que quepan más personas y volvemos a la pregunta ¿quieres que tus clientes estén cómodos o que consuman y se vayan rápido? Y no vale responder «las dos cosas», que ya sabes que esto no funciona así 😉

«Para decidir si mesas redondas o cuadradas, es importante tener muy clara la distribución del local donde va a establecerse el negocio, ya que puede haber zonas que, por la geometría del local, sea más conveniente una u otra opción.»

Sobre el material de las mesas, igual que con las sillas, hay variedad aunque no tanta. La estructura puede ser de madera, aluminio, de fundición (hierro) e incluso polímeros (otro tipo de plástico). Lo mismo te digo, si vas a mover las mesas a menudo, no cojas una pata de hierro o madera, el acero va a ser más ligero.

Las tapas de las mesas también tienen su historia y aquí es donde se suelen generar más dudas. ¿Cuál es la diferencia entre madera, compacto fenólico o melamina?

La madera está claro lo que es, ¿no? Para las tapas de mesas, en lugar de hacer todo el sobre de la mesa de madera maciza, se utiliza un tablero de aglomerado (partículas de madera prensadas) y una chapa fina recubriendo el aglomerado, lo que abarata bastante la tapa y además la hace menos delicada que los tableros de madera maciza.

Tablero de chapa natural.

Tablero de chapa natural.

El compacto fenólico es un material formado por láminas de papel impregnadas por resinas sintéticas termoendurecidas. Las capas visibles exteriores, las que quedan visibles, son del mismo material pero con un acabado decorativo pudiendo ser un dibujo de madera, imitación a metal o de colores. Tiene una capa final que le proporciona una gran resistencia al desgaste a los impactos y a las rayaduras, lo que convierte a estas tapas de mesa las más duraderas.

Mesa de restaurante de compacto fenolico

Tablero de compacto fenólico.

Y por último el tablero de melamina, uno de los más comunes en mesas de escritorio de hogares, por ejemplo, ya que se trata de un material resistente y económico.

Estamos hablando de un tablero de aglomerado recubierto por una chapa de plástico compuesto por resinas que puede reproducir también distintos dibujos (imitación madera, imitación textil, colores, etc.)

Tablero de melamina

Tablero de melamina.

Materiales para la barra de un bar

Si hasta ahora te he repetido un par de veces que todo depende el tipo de bar o restaurante que lleves entre manos, con la barra del bar no va a ser distinto. Además aquí entran en juego otros materiales que, por ser más caros, no se utilizan en los sobres de las mesas normalmente, como pueden ser granitos, piedras acrílicas, acero inoxidable, microcemento…

La barra tiene que cumplir las mismas premisas que una tapa de mesa en cuanto a resistencia e higiene, pero en este elemento debes permitirte invertir más, pues es un elemento de mucho peso visual y con mucha presencia en cualquier negocio del sector horeca.

Además de la parte horizontal de la barra (la que corresponde a la tapa) en el paño vertical, también puedes hacer que se luzca esta zona jugando con el revestimiento, con la iluminación bajo la misma, etc.

Barra de bar vistosa y atractiva.

Barra de Botanique Café Tropique.

Taburetes y mesas altas

Sobre si poner mesas altas o mesas bajas ya sabes la respuesta, depende de lo cómodos que quieras que estén tus comensales (y de lo rápido que quieras que se vayan). A veces merece la pena que los clientes estén cómodos, se queden un rato más y aumenten el ticket medio. Depende de tu enfoque del negocio.

Si necesitas taburetes, vas a encontrar que hay hasta 3 alturas. Midiendo desde el suelo hasta el asiento, el taburete más bajo tiene entorno a 46 cm. Esta altura es la misma que la de una silla normal y corriente y no necesita reposapiés. El segundo taburete tiene 66 cm hasta el suelo y es la altura adecuada para una barra o mesa de 90 m de alto. Suelen utilizarse en cocinas de viviendas donde la barra es una prolongación de la bancada de la cocina.

El taburete más alto y más común tiene 76 cm desde el asiento hasta el suelo y es cómoda para barras o mesas altas en las que la parte alta del tablero está a 1’10 metros del suelo.

Medidas de taburetes para barra de bar.

Altura de taburete Onda de Stua.

Y, ¿qué hago con la iluminación y las luminarias de mi restaurante?

Pues como este tema da para otro post y por hoy no quiero entretenerte más, te lo cuento en el próximo. Así que, si quieres tener información y ser de los primeros en enterarte, suscríbete al blog y recibirás una newsletter avisándote de las novedades (y sin nada de spam).

Ah! y si quieres dejar un comentario, estoy encantada de leerte.

Somos un estudio especializado en Interiorismo Comercial. En nuestra página Blog encontrarás nuestros últimos posts, las categorías, los últimos comentarios y, también, podrás hacerte suscriptor si lo deseas.

Si es tu primera visita a nuestra web y quieres conocer mejor quiénes somos y cómo es nuestro trabajo, te recomendamos que comiences en la página Inicio.

2 Comentarios

  1. Jesús Esteve

    Muy buen post, me ha gustado mucho.

    Es cierto que muchos empresarios andan perdidos a la hora de precisar qué tipo de mobiliario sería el adecuado para su establecimiento, pues muchos factores pueden variar el tipo de mueble. Puede influir la «batalla» que se le vaya dar a lo largo de la jornada ya que al menos se pretende que lo que elijan sea duradero a su vez que estéticamente perfecto para su negocio.

    Muchos cometen el error de elegir un mobiliario que no encaje con su tipo de negocio, ya sea por su estética o por la durabilidad del mismo, pero claro, para eso estamos también los diseñadores, para asesorar al cliente, y que no realice una inversión de la que se pueda arrepentir en un espacio de tiempo muy breve.

    ¡Un saludo!

    Responder
    • Loli Pardo

      Gracias por tu comentario Jesús.
      Como bien dices, si se dejan aconsejar, nosotras como profesionales del sector, les vamos a ofrecer la mejor solución.
      Me alegro que te haya gustado el post.
      Un saludo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *